page title img

Clase D – Jesús hace la voluntad del Padre

Clase D – Jesús hace la voluntad del Padre

Print Friendly

Clase D – Jesús hace la voluntad del Padre (1)

La_Voluntad_del_Padre(1)

La obediencia de Jesús

Ministerio de Niños

Iglesia Cristiana Mega Zoe

Tema: Jesús hace la voluntad del Padre.

I   Objetivos:

Que los niños aprendan que:

1º)  No nos debemos resistir a la voluntad de Dios en nuestras vidas, aun cuando halla  temor.

2º)  Nos tenemos que olvidar de agradar a los ojos de los hombres y amar lo que es la voluntad del Padre.

3º)  Jesús (la sangre del pacto) nos hace aptos para hacer su voluntad.

II   Lectura Bíblica (El maestro debe estudiar para preparar la clase)

Mateo 26:36-42 / Juan 12:27  Salmo 143:10 / Lucas 12:47

III  Versículo para recordar:

Salmo 143:10

IV  Repasar la clase anterior.

V   Desarrollo de la clase.

Luego de que Jesús estuviera cumpliendo su ministerio en la tierra, a lo cual fue enviado por Dios su Padre. Había hecho muchos milagros, mucha gente comenzó a creer en él.  Pero estando a punto de finalizar su ministerio en la tierra y encontrándose ahora en un lugar llamado Getsemaní, se encontraba solo. Aunque estaba con sus discípulos, estaba solo.

Al llegar al (huerto) Getsemaní, Jesús les dijo a sus discípulos que se sentaran en un lugar porque El iba a ir más adelante a orar.  Entonces tomó a Pedro y a los 2 hijos de Zebedeo y comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. (vers. 37)  Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte, quedaos aquí y velad. (vers.38).  Yendo un poco adelante , se postró sobre su rostro , orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mi esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como tu.(vers 39)

Luego Jesús fue a sus discípulos y los encontró durmiendo. Entonces Jesús le dijo a Pedro, ¿no habéis velado conmigo aunque sea una hora?  Jesús volvió a decirles que oraran y velaran en lo que El volvía a orar.  Otra vez fue y oró por segunda vez diciendo: Padre mío, sino puede pasar de mi esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad.(vers.42).

Jesús comenzó a entristecerse y a angustiarse por que iba hacer la voluntad del Padre.  Jesús se encontraba en el Getsemaní. Getsemaní significa prensa de aceite, donde a las aceitunas se le sacaba todo el líquido para convertirlo en aceite.  Jesús al hacer la voluntad del Padre se estaba sintiendo triturado, con dolor, había abnegación, quebranto y humillación.

En el Getsemaní, Jesús se humilló hasta el dolor y la angustia por lo que iba a padecer por la humanidad.  Jesús le pidió al Padre que lo salvara de aquella hora, pero también le dijo que no fuera la voluntad de El sino la del Padre ya que Jesús sabía que había venido a la tierra para hacer la voluntad del Padre.  En la voluntad del Padre hay dolor y para tener dolor hay que ser manso.  Jesús teniéndolo todo se negó para hacer la voluntad del Padre.

Entonces Jesús sintiendo que su alma estaba turbada, aún sabiendo que para eso Dios lo había enviado, le dijo al Padre que glorificara su nombre.  El cuerpo de Jesús era para que Dios glorificara su nombre. Y para eso es nuestro cuerpo.  Que así como el Padre hizo en Jesús, haga en nosotros. Nos triture, machaque, nos muela hasta que su nombre sea glorificado, así haremos su voluntad.  Pero para hacer la voluntad de Dios hay que tener la sangre del Pacto.  Solo Dios no puede enseñar a hacer su voluntad por medio de su Palabra.

Que nuestra oración al Padre sea: Señor, enséñame a hacer tu voluntad.

VI  Actividad sugerida: Colorear algún dibujo de la clase.

.

Share it: