page title img

Clase #264 Visita del rey Joás durante la enfermedad de Eliseo

Clase #264 Visita del rey Joás durante la enfermedad de Eliseo

Print Friendly

Clase #264

Ministerio de Niños

Iglesia Cristiana Mega Zoe

Tema: Visita del rey Joás durante la enfermedad de Eliseo

Objetivo:

  • Que los niños conozcan:
  1. Cuando Dios está con nosotros hay enseñanza, dirección y protección.
  2. La victoria sobre los enemigos depende de la medida de nuestra obediencia.

Lectura Bíblica (El maestro debe estudiar para preparar la clase)

  1. 2 Reyes 13:14-19

Versículo para recordar:

  1. 2 Reyes 13:17 (b)

Preparación de la clase:

Desarrollo de la clase:

  • La muerte de cualquier hombre es causada por alguna enfermedad y así fue la de Eliseo.
  • Un contraste entre Elías y Eliseo con lo que se refiere a su muerte; porque Elías no murió.
  • Durante el reinado de Joás de Israel fue que murió Eliseo.
  • Unos sesenta años desde que había sido llamado al ministerio profético, por lo que tenía de 85 a 90 años.
  • Fue de gran honor y ayuda para los hijos de los profetas tener a Eliseo como lámpara que ardía y brillaba.
  • En toda la segunda mitad de su vida, desde la unción de Jehú como rey, la cual se llevó a cabo cuarenta y cinco años antes de que comenzase a reinar Joás, no hallamos ninguna mención de su persona ni de cosa alguna memo-rable que hiciera, hasta este momento en que le hallamos ya en el lecho de muerte.
  • El rey de Israel Joás, le visitó donde yacía enfermo de esta enfermedad mortal y expresó profunda tristeza, no por causa del respeto personal que tenía por el profeta, sino por la pérdida “incalculable” que su muerte ocasionaría para el reino.
  • Joás venía para escuchar el consejo y su última bendición.
  • Su llanto era porque sabía que ya no había nadie como Eliseo y ahora Israel quedaría sin esa enseñanza, protección y dirección de parte del mismo Dios.
  • Había que decir en gran lamento: “¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo!”.
  • Esto mismo le dijo Eliseo a Elías cuando se le era quitado a Israel.
  • Es un lamento cuando se es quitado aquel que se estima como guardián y libertador de su patria; y esta aplicación particular de la frase a Eliseo, quien, por sus consejos y oraciones, había conseguido muchas victorias gloriosas para Israel, demuestra que el rey poseía alguna medida de fe y confianza, la cual, aunque débil, fue aceptada y provocó la bendición del profeta moribundo.
  • Este rey entendía que un hombre como Eliseo era la mejor defensa, mejor y más segura del pueblo de Israel. Su muerte era una enorme pérdida para su reino.
  • Joás conmovió al profeta; por tal razón, también el profeta conmueve a Dios que tuviese misericordia de Su pueblo Israel.
  • Eliseo le da al rey gran seguridad del éxito que había de tener contra los sirios, quienes al presente afligían a Israel y le animó a proseguir con vigor la guerra contra los sirios.
  • Eliseo le da una orden de que “tome un arco y unas saetas, Dios sería el agente, pero el rey había de ser el instrumento”.
  • Y en señal de que habría de tener éxito, le ordena: arrojar una saeta contra Siria.
  • Joás recibió la orden de mando de labios del profeta: “Pon tu mano sobre el arco… Abre la ventana… Tira”.
  • Como si fuere un niño pequeño que en toda su vida no hubiese manejado un arco, “puso Eliseo sus manos sobre las manos del rey, para que Joás tuviese una dependencia total de Dios en todas sus expediciones contra los sirios, Joás había de esperar de Dios instrucción y fuerzas.
  • Las temblorosas manos de Eliseo en sus últimos tiempos, al ser símbolo de la comunicación del poder de Dios, conceden un derecho a esta saeta mayor fuerza que las manos del rey en todo su vigor juvenil.
  • Los sirios se habían hecho dueños del territorio que cae hacia el oriente (10:33).
  • Hacia allá, pues, fue dirigida la saeta, y Eliseo dio al rey, como interpretación de ese lanzamiento de la saeta: (a) La comisión de atacar a los sirios (b) La promesa de éxito seguro en tal empresa, pues era “Saeta de salvación de Jehová y saeta de salvación contra Siria”.
  • Le ordena golpear el suelo con las saetas.
  • Ahora la fe del rey está puesta a prueba; su confianza en que Dios le llevaría a ganar todas. Ahora sería probada su intención.
  • Ya que Joás golpeó la tierra solamente tres veces, derrotaría a Siria sólo tres veces.
  • Si la hubiera golpeado cinco o seis veces, la amenaza de Siria habría sido eliminada. Pero el rey carecía de perseverancia y resistencia.
  • La victoria sobre los enemigos depende de la medida de obediencia.
  • Joás debía haber conocido el significado de lo que estaba haciendo; si no, no habría sido responsable.
  • Joás no era incapacitado para poder entender por lo que se le estaba probando.
  • No dio la medida porque carecía de medida de su fe en Dios y confianza.
  • Rápido tendría su alejamiento de Dios.

 

Actividad Sugerida: Colorear un dibujo de la clase.

Attachments