page title img

Estudio 1040 – Seamos compañeros – Salmos 25:14 (antes 280)

Estudio 1040 – Seamos compañeros – Salmos 25:14 (antes 280)

Print Friendly

Estudio 1040

IGLESIA CRISTIANA MEGA ZOE ESTUDIO BÍBLICO #1040(antes 280)- IGLESIA EN LAS CASAS

PASTORA EDITH CRUZ SEMANA DEL 16 @ 22 DE JULIO DE 2019

Tema: “Seamos Compañeros” – Salmos 25:14

Objetivo del Estudio: Que todos sepan que comunión es compañerismo, Koinonía en el griego de la Biblia. Los que tienen comunión con Dios es porque participan de los mismos intereses comunes de sus hermanos cristianos. Lamentablemente, hoy día es algo que para muchos parece imposible de lograr. Se ha convertido en algo aceptable y normal el que nadie se meta en nuestra vida, quitando de en medio la posibilidad de tener comunión.

Mis hermanos, nosotros podemos tener la verdadera comunión solo porque somos lavados con la sangre de Cristo y por tal razón, tenemos comunión con Dios. No podemos permitir que pasen los días y no tengamos comunión con el Padre. Mientras más lejos estemos de la comunión con Dios, más se nos convierte la vida en un fracaso total. La comunión es esa esencia de vida que logra tener el mortal cuando dispone su corazón a entrar en comunión con Dios. Mientras más comunión queremos tener con Dios, debemos saber que tenemos que dedicarle más corazón y tiempo. Es imposible tener la mente de Dios si no se tiene comunión con Dios Porque si no temenos comunión con Dios, el día nos acaparará. Cuando no tenemos comunión con Dios nuestra mente no está clara, por lo tanto, se desconoce lo que siente Dios, porque tu mente está turbada. Pero el hombre y la mujer que quieren algo distinto son los que anhelan y buscan intensamente esa comunión con Dios.

Tenemos que saber que la comunión íntima de Jehová es con los que le temen. Te pregunto hoy, ¿Cuánto le temes al Señor? ¿Mucho o poco? Podemos saber la contestación a esa pregunta según lo que hablamos y cómo actuamos. Pero entiende que a la iglesia se llega a tener una comunión con Dios. Es una gran ventaja. Dios lo diseñó así. Y cuando en uno hay el temor a Dios, uno sabe que en la iglesia está el Gran Dios que quiere tener comunión con el hombre. De esa comunión lograda es que se establece la voluntad de Dios aquí en la Tierra. ¿Participas de esto?

El hombre y la mujer que tienen comunión con Dios saben que hay que temerle en todo. Salmo 25: 14 Como dijéramos antes, lo que hablamos nos deja ver si en nosotros hay o no comunión con Dios. Cuando elegimos una amistad aquí en la Tierra, la seleccionamos con exclusividad para tener amistad y comunión con ella. Entonces cuando Dios nos ha escogido a nosotros es para que tengamos comunión con Él, comunión con el Cielo. Es un asunto espiritual y no carnal. Colosenses 3:1, 2 En Colosenses 1:26, 27 vemos que es Dios quien quiere revelarnos sus misterios y sus riquezas en gloria. Pero, esto solo lo logra el que tiene comunión con Él. Daniel 2: 21,22

La comunión con Dios, mi hermano, no es una carga, sino que está de nosotros el desear tener esa communion o no. Cuando nosotros llegamos a decir, “Basta ya de lo vano de este mundo, basta ya de la pérdida de tiempo”, es porque queremos empezar a tener esa comunión con Dios. Ejemplo de esto lo fue nuestro hermano Noé. Él tenia comunión con Dios y Dios le reveló que hiciera un arca para salvarlo a él y a su familia del diluvio que vendría sobre la Tierra. Génesis 18:17 Vemos que Dios no le esconde nada al que tiene comunión con Él. Al hombre que decide tener comunión con Dios no se le esconde nada y los secretos divinos le son revelados.

En 1 de Juan 1:3 vemos que, si tenemos comunión con el Padre y el Hijo, también tenemos comunión con la iglesia, con nuestros hermanos en la fe. Entonces, quiere decir que cuando a alguien no le importa la iglesia es porque no tiene comunión con Dios. 1 Juan 4:20,21 Debemos saber que todo lo que de Dios viene es para vida y para bien. Por lo tanto, busquemos su compañerismo. Porque lo que el mundo quiere es que no tengamos esa comunión con Dios. Juan 15: 18, 19 En 1 Juan 1:6, se nos aclara que, si nosotros decimos que tenemos communion con Él, pero andamos en tinieblas mentimos. Porque el que tiene comunión con Dios no vive enredado, no hay en él ni un poco de oscuridad, ni tiene nada que esconder. Porque el que no tiene comunión con el Señor no puede tener la verdad en su boca. Pero, nosotros, amemos esa comunión íntima con el Señor y seamos compañeros con la iglesia. El que tiene comunión con Dios es libre y feliz, y no se alegra del mal de nadie. AMÉN.

Attachments

Share it: