page title img

Estudio 1041 – Vidas impávidas – Lucas 23:49-56; 24:1-11

Estudio 1041 – Vidas impávidas – Lucas 23:49-56; 24:1-11

Print Friendly

Estudio 1041

IGLESIA CRISTIANA MEGA ZOE EST. BÍBLICO #1041 – IGLESIA EN LAS CASAS

PASTORA EDITH CRUZ SEMANA DEL 16 @ 22 DE JULIO DEL 2019

Tema: “Vidas Impávidas” Lucas 23:49-56; 24:1-11

La DEVOCIÓN de estas rectas mujeres se destaca de una manera especial. Son mujeres que todo el tiempo se mostraron IMPÁVIDAS ante la persecución, el arresto, la tortura y la muerte del Maestro por parte de los soldados romanos y de los judíos. IMPÁVIDAS significa que hacen frente a una situación de peligro o riesgo sin dejarse dominar por el miedo o la angustia (intranquilidad o inquietud, aflicción). ¡Es mantenerse inalterable! ¡No hay temor a hacer frente! Intrépidas, que hacen frente sin temor a las situaciones de peligro. ¡Así fueron ellas!

I. Lucas nos habla de estas mujeres que vinieron con el Señor desde Galilea (Vs.49).

A. ¡FIELES MUJERES! (Vs.55)

1. Luego de la muerte del Maestro ellas siguieron a José de Arimatea y vieron como éste ponía el cuerpo del Señor Jesús en el sepulcro (Vs.50-53).

2. Ya ellas sabían dónde estaba el Señor. ¡A nadie le preguntaron!

3. Sus ojos estaban buscando a Aquel que ellas ya venían siguiendo desde Galilea. Y en Su muerte y sepultura no Lo perdieron de vista.

4. (Vs.56) Fueron y prepararon especias aromáticas y ungüentos para volver y embalsamar el cuerpo de Aquel a quien amaban (no dejarían que el cuerpo del Señor se dañara).

5. El sábado las mujeres descansaron obedeciendo el mandamiento del sábado (Vs. 54).

6. Ellas muestran su amor al Señor, amor que les impulsa a estar allí y hacer lo que tengan que hacer, independientemente del pensamiento de si Jesús regresaría de la muerte o no.

7. Era antes que nada el amor que le tenían más bien que la fe en su resurrección.

8. Cuando Él fuera a resucitar, pues llegaría a estar glorificado, pero ahora, ¡ese era el trabajo que les tocaba hacer! ¡Ellas eran ¡mujeres especiales!

B. Lucas 24:1-10 “…muy de mañana…” ¡Era el día domingo!

9. (Vs.1) Aquellas mujeres se dirigieron al sepulcro. El amor de ellas era madrugador.

10. ¡No llegaron con manos vacías! ¡Llevaban las especias aromáticas que habían preparado para el cuerpo de Jesús!

11. Tuvieron que esperar aquel largo sábado, pero ellas no conocían límites. ¡Su amor era mayor!

12. Pero, ¿cómo esperaban ellas entrar a donde estaba Su cuerpo para embalsamarlo? ¿No sabían acaso que la entrada del sepulcro estaba cerrada por una enorme piedra?

13. ¡Su amor por el Señor les llevaba a no preocuparse por las dificultades de sus acciones!

14. ¡Es que el que camina para servir a Jesús, Él le hará todo más fácil!

15. ¡Tenían muy claro su objetivo y nadie las iba a detener!

16. Lo que podemos saber es que Le amaban profundamente y que el amor a menudo hace olvidar las dificultades para poder llegar a donde sea y hacer lo que hay que hacer.

17. (Vs.2) Llegaron y la piedra fue retirada de la entrada del sepulcro, 1¡Dios lo hizo!

18. (Vs.3) ¡No está el cuerpo del Señor!

19. (Vs.4,5,6) Y allí, en medio de sus preocupaciones, llegaron dos ángeles con vestiduras resplandecientes y se les aparecieron a ellas y las tranquilizaron diciéndoles que ¡Jesús vive! ¡Su fragilidad fue protegida por la fe en el Señor!

20. (Vs.7,8) Jesús les había dicho en Galilea que moriría y resucitaría al tercer día y ellas se acordaron de sus palabras. Aquello se hizo presente en la memoria de ellas.

21. (Vs.9) Volviendo apresuradamente a la ciudad fueron donde los discípulos y le contaron todo lo que habían vivido.

22. ¡Si no aligeras tus pies a seguir al Señor, nunca te vas a enterar de lo que Él hace aquí en la tierra!

23. (Vs.10) Entre estas primeras proclamadoras de la resurrección estaban María Magdalena, Juana y María, la madre de Jacobo.

24. (Vs.11) ¡Se muestra la duda en aquellos que te ven por debajo de ellos!

25. Ellos estaban escondidos y dudando fueron capaces de juzgarlas como mentirosas, pero ellas no fueron heridas por eso, ¡ellas hacían frente a todo por Jesús!

26. ¡Para ellos era sencillamente un cuento de viejas! ¡Una locura! ¡Algo increíble!

27. (Vs.12) Pero, tal vez, Pedro se acordó que Jesús dijo en Galilea que Él resucitaría.

28. Y Pedro visitó personalmente el sepulcro y vio las vendas de amortajar puestas allí solas.

29. Entonces, Pedro volvió a su casa maravillado e intentando comprender el misterio.

30. ¡ELLAS ESTABAN GOZOSAS mientras Pedro pensaba qué significaba todo aquello!

31. CUALIDADES DE AQUELLAS MUJERES:

a. Trabajadoras

b. Dadivosas

c. Siguieron a Jesús desde Galilea

d. Nunca abandonaron a Jesús

e. Obedientes a la ley

f. Ágiles como las gacelas

g. Intrépidas, que hacen frente sin temor, ni duda a las situaciones de peligro

h. Sin miedo como tuvieron Pedro y los demás. Amén.

Attachments

Share it: