page title img

Estudio 1048 – En tu poca fe Dios hace – (Parte 2) – 2 Reyes 20:8-11

Estudio 1048 – En tu poca fe Dios hace – (Parte 2) – 2 Reyes 20:8-11

Print Friendly

Estudio 1048

IGLESIA CRISTIANA MEGA ZOE EST. BÍBLICO #1048 – IGLESIA EN LAS CASAS

PASTORA EDITH CRUZ SEMANA 10 @ 16 SEPTIEMBRE DEL 2019

Tema: “En Tu Poca Fe Dios Hace” (Parte 2) 2 Reyes 20:8-11

¿Qué milagro o maravilla tiene que hacer Dios por ti? Busquemos conocer las grandezas de Aquel a quien decimos que le servimos. Debemos fijarnos bien en la fe de dos hombres que sirvieron a Dios, uno es el profeta Isaías y el otro es el rey Ezequías (También nos fijaremos en la fe de Josué). Ellos llegaron a conocer el poder de un Dios que los llamó con la intención de que le creyesen. ¡No podemos decir que somos del batallón de Dios si no le creemos y conocemos Sus instrucciones! ¡Cada uno de nosotros debemos ver el poder, la fuerza y la gracia de Él PARA TODO AQUEL A QUIEN ÉL HA ESCOGIDO!

I. (Vs.8) Una señal le fue dada a Ezequías para robustecer su fe.

A. Para fortalecer la fe, para que fuera más fuerte su fe.

1. Ezequías fue quien pidió una señal.

2. Ezequías no desconfiaba de Dios, porque muchas veces había visto el poder del Señor en su propia vida, había visto a Dios obrando maravillas en el pueblo de Israel, además de toda la historia que había oído.

3. Pero, ahora estaba enfermo y Dios le dijo por medio del profeta Isaías que lo sanaría.

4. ¡Para él esa era una noticia extraordinaria! Y su oído quería que se le confirmara su sanidad.

5. Su pensamiento no estaba en el poder de su trono, ni en su fortuna, no en su corona, ni en su ejército, ni en el ser grande, ¡ERA EN SUBIR A LA CASA DE JEHOVÁ AL TERCER DÍA!

a. Pues, ¡allí estaba Dios! ¡Allí estaba su reinado! ¡Allí estaban las guerras libradas!

b. ¡Allí estaba su fe, sus creencias y su salud!

6. ¡El objetivo más grande de mi vida es servir a Dios!

7. Por mucho que obtengamos de todo lo que hay en la tierra, un día se terminará, la muerte llegará y desaparecerá todo lo alcanzado. ¡Pero, ese será el día en que conoceremos al perfecto trono blanco!

8. Del infierno sabemos acá un poco por lo que vemos y oímos, pero del Cielo no conocemos.

9. (Vs.9,10) De la señal pedida, al rey Ezequías se le dio a escoger entre el avance o el retroceso del sol. Y como el retroceso es mucho más difícil, tomó el último.

10. ¡Veamos quien es Dios considerando otra obra de Dios portentosa acontecida a Josué la cual va unida con esta maravillosa experiencia del rey Ezequías!

B. Josué 10:12,13 “…Sol, detente en Gabaón… Y el sol se detuvo…”

1. En medio de una gran batalla Josué hace su petición a Dios y de inmediato le llega la respuesta.

2. Josué necesitaba ganar aquella batalla para que el pueblo de Dios llegara a la Tierra Prometida, ¡nada ni nadie le podía impedir llevar al pueblo a la promesa que Dios les había dado!

3. Vemos que la batalla se extendió por “CASI UN DÍA ENTERO” pues el sol se detuvo. “Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse CASI UN DÍA ENTERO.”

4. Había promesa que Dios había de darle la tierra a Su pueblo.

5. Aquí vemos a un Josué que ¡ENTENDÍA QUE DEBÍA ESFORZARSE! El tiempo había que cumplirlo.

6. Josué sabía que había un pueblo que no era de él sino absolutamente de Dios, y con gran rapidez tenia que pelear en Gabaón, y ganar. No podía dejar que ellos en la noche se recuperaran y les vencieran.

7. En una batalla así no puede haber desánimo, tribulación, ni sentido de pérdida y muchísimo menos detenerse jamás. Pues, ¡el Dios de lo imposible lo hará!

8. Entre el libro de Josué y el de Isaías hay unos 500 años. Josué 1,200 a.d. Isaías 700 a.d.(antes de Cristo).

9. Pero, hay que sumar el tiempo que el sol se detuvo para Josué y el tiempo que se detuvo para Ezequías.

II. Unos años atrás la NASA confirmó que en una poderosa computadora le falta aprox. 1 día al universo.

A. La computadora empezó a dar una señal roja de alerta de que había algún error en la información con que había sido alimentada o con los resultados al ser comparados con las normas establecidas.

1. ¡En su data les faltaba UN DÍA DE LA HISTORIA!

2. Y vemos en la Biblia que para que Josué ganara la batalla Dios detuvo el Sol ¡POR CASI UN DÍA!

3. Los científicos de la NASA fueron instados a consultar la Biblia. Se dieron cuenta del milagro de Josué. Ya casi tenían la respuesta del día faltante, pues el Sol se detuvo casi un día entero (Josué 10:13).

4. Según los científicos aún necesitaban unos minutos para completar el día que les faltaba.

5. Según ellos los minutos en los cálculos espaciales se relacionan directamente con las órbitas de la tierra.

6. Buscaron otra vez en la Biblia para considerar cuando el Sol retrocedió para Ezequías. Y tal como leímos en 2 Reyes 20:8-11 notaron que para Ezequías la sombra del Sol se volvió diez grados atrás.

7. ¡EN UN RELOJ DE SOMBRA DIEZ GRADOS SON EXACTAMENTE 40 MINUTOS!

8. ¡El casi un día de Josué (que debieron ser unas 23 horas y 20 minutos) y la suma de los 40 minutos de Ezequías hacen en total las 24 horas faltantes en la computadora!

9. ¡Los hombres del Programa Espacial tuvieron que añadir a la historia este día que faltaba en el universo!

10. Lo acontecido a Ezequías fue un suceso sobrenatural cuya noticia llegó hasta Babilonia (2 Crónicas 32:31). Los babilonios que adoraban los cuerpos celestes habrían notado cualquier irregularidad. Además, la noticia de que este gran milagro había ocurrido a causa de Ezequías se propagó rápidamente.

11. Los caldeos eran muy dados a la astrología (estudio de la posición y el movimiento de los astros en método científico), y como también adoraban al sol, vinieron a ver el favor que su dios había concedido a Ezequías y a honrar así a quien había sido honrado por el sol. Seguramente su interés se debía en especial a que ellos adoraban al sol y a las estrellas. ¡Dios obra maravillas y los hombres se asombran!

12. El caso es que cuando tenemos fe, ¡Dios hace de lo imposible posible! Dios obró en Josué y en Ezequías extraordinarios y maravillosos milagros porque le creyeron a Él. La NASA lo confirmó así. ¿Y tú? ¿Crees? ¿Hace Dios en tu poca fe? ¿Qué milagro o maravilla tiene que hacer Dios por ti? Amén.

Attachments

Share it: