page title img

Estudio 1064 – Jesús llena nuestra vida – Romanos 2:5-29

Estudio 1064 – Jesús llena nuestra vida – Romanos 2:5-29

Print Friendly

Estudio 1064

IGLESIA CRISTIANA MEGA ZOE ESTUDIO BÍBLICO #1064 IGLESIA EN LAS CASAS

PASTORA EDITH CRUZ SEMANA 31 DICIEMBRE 2019 @ 6 ENERO 2020

Tema: “Jesús Llena Nuestra Vida” Romanos 2:5-29

A los fariseos religiosos que eran admirados por la gente, Jesús les dice: “Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros CORAZONES; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es ABOMINACIÓN (Lucas 16:15).” Lo de piadosos y espirituales era solo del exterior. Por dentro de aquel engañoso exterior Dios veía la avaricia en sus CORAZONES. ¡A Él no se le puede engañar con palabras pretensiosas! Aunque la gente los aprobaba, el tipo de vida que ellos exhibían era para Dios ABOMINACIÓN (un rechazo y condena enérgica de parte de Dios, causándole repulsión lo que proviene de la maldad). Aquellos fariseos religiosos se consideraban personas de éxito profesando amar a Jehová, pero en realidad su dios eran las riquezas de este mundo.

I. Cuando JESÚS LLENA NUESTRA VIDA todo es muy diferente a la apariencia de estos hombres fariseos.

A. El corazón se vacía de la maldad y es Jesús el que está, ¡nuestra vida la llena Él!

1. El juicio de Dios se gradúa según la acumulación de culpa del hombre pecador.

2. En Romanos 2:5, Pablo presenta al hombre endurecido y no arrepentido ATESORANDO IRA para sí mismo como si estuviese acumulando una fortuna de oro y plata.

3. Pero, ¡fortuna le será en el día en que la ira de Dios sea finalmente revelada en EL JUICIO DEL GRAN TRONO BLANCO (Apocalipsis 10:11-15)!

4. En aquel día se observará que el JUICIO DE DIOS será absolutamente justo, sin parcialidad ni injusticia de clase alguna (Vs.6-11).

5. ¿Sabes? ¡Esto le tocará a aquel que nunca le permitió al Señor llenar SU CORAZÓN y que le fue major el dios de esta tierra!

6. Dios, quiere morar EN EL CORAZÓN del hombre porque ahí está el asunto del hombre muy claro (Vs.15) “…mostrando la obra de la ley escrita en SUS CORAZONES, dando testimonio su conciencia y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos.”

7. Hay que sufrir un cambio. (Romanos 2:29) ¡La verdadera circuncisión, que es cosa DEL CORAZÓN!

8. No la del corte en el cuerpo (la circuncisión), sino LA REALIDAD ESPIRITUAL DE LA CIRUGÍA SOBRE LA VIEJA NATURALEZA NO REGENERADA (que restablece lo que se degeneró).

9. Donde Dios quiere hacer la circuncisión es en nuestro corazón, porque es cosa del corazón, el cual acumula los secretos de la maldad, ¡que son vergonzosos!

10. ¡Así el mal no tendrá al CORAZÓN como a un amigo donde alojarse! Es necesaria una gran herida, una cirugía, para que ese corazón se desangre y mientras corra la sangre ¡salga hacia afuera todo el mal!

11. Así un verdadero creyente será aquel cuyo carácter es tal que recibirá ¡alabanza de Dios! (Vs.29)

12. Dios puede darle alabanza al hombre que sea como Él. ¡Puro, honesto, limpio, honrado! ¡Pero, si lo que quieres es la alabanza de esta tierra, pues te la darán, pero como próspero en listerías, deshonra, dinero!

13. Un hermoso versículo es Hechos 4:32. ¡Cuando los CORAZONES están encendidos de amor para Cristo, así estarán también encendidos los creyentes de amor los unos por los otros!

14. Este amor se manifiesta en dar. Así, los creyentes primitivos expresaron la realidad de su vida común en Cristo practicando ser una comunidad de bienes compartidos.

15. En lugar de aferrarse egoístamente a sus posesiones personales, contemplaban sus propiedades como pertenecientes a toda la comunidad. ¡En sus CORAZONES no había la avaricia de los fariseos sino amor! ¡Los creyentes estaban donde estaba la necesidad!

16. (Hebreos 10:22) “…acerquémonos con CORAZÓN sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los CORAZONES de mala conciencia…” ¡Fuimos adquiridos a precio de sangre y ahora podemos acercarnos por invitación de Dios mismo!

17. Esta es una gran invitación, no de un humano impío famoso, sino que es el máximo privilegio porque viene del ¡Soberano del universo!

18. ¡La medida en que valoramos la invitación se ve en la manera en que respondemos a ella!

19. ¡Pensemos en la manera en que debemos acicalarnos espiritualmente para entrar en la sala del trono!

a. (Vs.22) ¡con CORAZÓN SINCERO! Israel estaba con Dios y de labios le honraban, pero sus corazones estaban lejos de Él. (Mateo15:8 “Este pueblo de labios me honra; más su corazón está lejos de mí.”) ¡Nosotros lo debemos hacer con una sinceridad absoluta!

b. ¡en plena certidumbre de fe! Con absoluta confianza en las promesas de Dios y seguros de que Dios nos acoge por Su gracia en Su presencia.

c. ¡purificados los CORAZONES de mala conciencia! ¡Convertidos de verdad! En el momento en que confiamos en Cristo nos apropiamos del valor de Su sangre. Si en verdad lo hacemos, la conciencia lo sabrá muy bien, pues ella mejor que nadie es la que mide y sabe lo que es bueno y lo que es malo.

d. ¡y lavados los cuerpos con agua pura! ¡Con nuestras vidas limpias! El Espíritu Santo emplea la Palabra para limpiar nuestras vidas de la contaminación diaria. Somos lavados (nuestros pies) una y otra vez de la contaminación del pecado por el Espíritu mediante la Palabra (Juan 13:10 “…no necesita sino lavarse los pies…”).

20. ¡No seamos de doble ánimo, hoy sí y mañana no! (Santiago 4:8) “…los de doble ánimo, PURIFICAD VUESTROS CORAZONES…” ¡Hagámoslo por medio de las confesiones y del abandono de nuestros pecados, tanto los externos como los internos! ¡Cuidado con los motivos mezclados!

21. Amemos a Dios de CORAZÓN puro. ¡Si JESÚS LLENA NUESTRA VIDA todo es diferente! Amén.

Attachments

Share it: