page title img

Estudio 1065 – Su pacto de la gracia – (antes #1027) – Génesis 9:17

Estudio 1065 – Su pacto de la gracia – (antes #1027) – Génesis 9:17

Print Friendly

Estudio 1065 (antes #1027)

IGLESIA CRISTIANA MEGA ZOE EST. BIBLICO #1065 IGLESIA EN LAS CASAS

PASTORA EDITH CRUZ SEMANA DEL 07 @ 13 ENERO DE 2020

Tema: Su Pacto De La Gracia – Génesis 9:17

Veía el arco iris y vino a mi mente el pacto de Dios con Noé. Es hermoso cuando Dios nos deja ver que Él está en la tierra. La tierra es el estrado de Sus pies (Isaías 66:1). El estrado = es la tarima sobre la que se pone un trono real, es un sitio de honor, algo elevado sobre el suelo donde en un lugar de actos se sitúa la presidencia o realeza. Porque la tierra es el estrado de Sus pies (Mateo 5:35). El Señor no está lejos, tiene Su trono en Su estrado, ¡que es la tierra! El arco iris sale muy visible para que se sepa que la tierra, por mucho que lleve tiempo, ella no será jamás destruida con un diluvio. El arco iris entonces está como señal del pacto o convenio (un acuerdo entre Dios y el hombre) de que nunca más se destruirá de nuevo la tierra con un diluvio. Por tal razón, llueve y se detiene la lluvia. ¡Siempre veremos salir el arco iris!

I. Tenemos EL PACTO DE LA GRACIA. La gracia es un favor o don gratuito concedido por Dios para ayudar al hombre a cumplir los mandatos y a ser santo.

A. Pasa el tiempo y algunos pierden la confianza en el pacto de la gracia.

1. ¿Te llega la duda muy a menudo?

2. ¡Mira el arco iris! ¡Se le dejó a Noé y al día de hoy sale con la misma alegría que cuando fue hecho por Dios para pactar con Noé! ¡Y sale para ti para que descanses en Dios en confianza!

3. Confianza = es una esperanza firme, seguridad.

4. Seguridad = es la ausencia de peligro o riesgo.

5. Esperanza = es el estado de ánimo en el cual se cree que aquello que uno desea es posible.

6. Veamos a los gentiles en Efesios 2:12,13.

a. Como gentil (alguien que no es judío) estabas sin Cristo, no había para ti la Gracia (esa ayuda de Dios para que puedas cumplir sus mandatos y ser santo para Él).

b. Los gentiles estábamos ajenos a todo pacto de la promesa (de enviar un Redentor), sin esperanza.

c. No teníamos una promesa como Israel la tenía, estábamos todos los gentiles sin un Mesías, estábamos excluidos de la ciudadanía de Israel.

d. Como no pertenecíamos estábamos sin derechos y privilegios de tal ciudadanía (la de Israel).

e. Los gentiles éramos extraños a los pactos de la promesa.

f. Dios había hecho pactos con la nación de Israel mediante hombres como Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, David y Salomón. Ni tú, ni yo estábamos incluidos en esos pactos.

g. ¡Estos pactos prometían bendiciones solamente a los judíos!

h. ¡Estábamos sin esperanza!

i. ¡Estábamos sin Dios en el mundo!

j. ¡No conocíamos al solo y único Dios!

k. ¡Estábamos sin Dios en un mundo impío y cruel!

II. Pero, JESÚS ES HECHO AHORA FIADOR DE ¡UN MEJOR PACTO!

A. (Hebreos 7:22 “Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto.”) Jesús es el fiador del NUEVO PACTO (Un fiador es uno que se compromete a responder por los compromisos de otro).

1. Fiador en el sentido de que Él mismo es la Garantía.

2. En Su muerte, con su sepultura y su resurrección Él proveyó una base justa para ser fiador.

3. Cristo es nuestro representante en el Pacto de la Gracia, pero solo Dios es el que otorga al hombre el pacto por medio ¡de la sangre de Jesús! ¡POR TAL RAZÓN HAY QUE CONVERTIRSE!

4. (Hebreos 12:24 “…a Jesús el Mediador del nuevo pacto y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.”) ¡La sangre rociada que habla mejor que la de Abel!

a. Jesús está ahí, ÉL ES EL MEDIADOR DEL NUEVO PACTO.

b. Moisés se presentó en el Antiguo Pacto como mediador (como uno que busca posibles alternativas) simplemente recibiendo la ley de parte de Dios y entregándola al pueblo de Israel. Fue Moisés el intermediario, o representante del pueblo, ofreciendo los sacrificios mediante lo que fue ratificado (aprobado) en el pacto.

c. Ahora, en el Nuevo Pacto ¡Cristo es el Mediador! ¡Él es el Mediador del nuevo Pacto! ¡Ahora en un sentido mucho más elevado que en el antiguo Pacto! ¡NUESTRO MEDIADOR!

d. Antes que Dios pudiese en justicia concertar, ponerse de acuerdo con una persona para ese pacto, ¡Jesús tenía que morir!

e. Tenía que sellar el pacto con su propia sangre y darse a sí mismo en rescate (1 Timoteo 2:6 “el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.”).

f. ¡Con Su muerte ÉL CONSIGUIÓ las bendiciones del Nuevo Pacto, lo hizo por Su pueblo!

g. ¡El Señor te preserva para que goces de las bendiciones en medio de un mundo hostil, por medio de Su actual ministerio a la diestra de Dios!

h. Por su sangre Cristo te ha perdonado para siempre. La propia sangre de Abel derramada por Caín fue una que cubrió temporalmente. Pero, la sangre de Cristo te dice: ¡Eres perdonado para siempre! La sangre de Abel clamaba: “Venganza” La sangre de Cristo clama por ti: ¡Misericordia, perdón y paz!

i. ¡EN SU PACTO TENEMOS TODOS LOS BENEFICIOS! Jesús dio Su vida para hacer el Nuevo Pacto: ¡Su Pacto De La Gracia! Lo hizo por medio de Su muerte y resurrección. ¡Él lo hizo todo! Amén.

Attachments

Share it: