page title img

Clase #01 Tito

Clase #01 Tito

Print Friendly

Clase 1 Tito

Clase I –

Tema: Tito 1:1-4

Dulos – significa “esclavo”

Esta es una carta de Pablo, esclavo de Dios y enviado de Jesucristo; cuya labor consiste en despertar la fe en los escogidos de Dios y equiparlos con un conocimiento más pleno de la verdad que permite a la persona vivir una vida realmente religiosa. La obra total está fundada en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no es posible que mienta, prometió antes que empezara el tiempo. En su propio buen tiempo Dios presentó su mensaje de tal manera que todos pudieran comprenderlo mediante la proclamación que se me ha confiado por real decreto de Dios, nuestros Salvador. Esta carta es para Tito, su verdadero hijo en la fe que ambos comparten: ¡Qué la gracia sea contigo, y la paz de Dios Padre y de Jesucristo, nuestro Salvador!

Versículo 1

I Cuando Pablo llamaba a uno de sus oficiales a una misión, siempre empezaba estableciendo su propio derecho a hablar.

A. Era como si dijéramos, echando de nuevo los cimientos del Evangelio.

1. Pablo se llama en el principio “esclavo” de Dios.

2. En este título se mezclaban la más auténtica humildad y el orgullo más legítimo.

3. Quería decir algunas cosas acerca de su apostolado.

4. Pablo quería enseñar a Tito; que este título (esclavo) significaba que su vida estaba totalmente sometida a Dios; y al mismo tiempo, aquí es donde entra el orgullo, porque era el título que se le daba a los profetas y los grandes hombres del pasado en Israel.

a) Moisés era el esclavo de Dios (Josué 1:2)

b) Josué, su sucesor, no había aspirado a un título más elevado (Josué 24:29)

c) Era a los profetas, sus esclavos, a los que Dios revelaba todas sus intenciones

(Amós 3:7)

d) Era a sus esclavos, los profetas a los que Dios había enviado repetidamente a Israel a lo largo de toda la historia (Jeremías 7:25)

e) El título de esclavo de Dios era el que le daba a Pablo el derecho de formar parte de una gran sucesión ¿Serás tú también?

5. Cuando uno ingresa en la Iglesia, no entra a formar parte de una institución que empezó ayer.

6. La Iglesia tiene siglos de historia humana en su haber, y se remonta a la eternidad en la mente y el propósito de Dios.

7. Cuando uno se encarga de la predicación, la enseñanza y el servicio de la Iglesia, no ingresa en una actividad sin tradición; sino que “transita” la senda por la que marcharon los santos.

8. Eso le daba una gran autoridad.

9. Era el enviado de Jesucristo.

 

10. Pablo no consideró nunca que su autoridad procediera de su propia excelencia intelectual, y menos de su bondad moral.

11. Hablaba con la autoridad de Cristo.

12. El que predica el Evangelio de Cristo o enseña su verdad, si está dedicado de veras, no da sus propias opiniones ni ofrece sus propias conclusiones tras el mensaje de Cristo y la palabra de Dios.

13. El verdadero enviado de Jesucristo ha pasado la etapa de los “quizás” y habla con la certeza del que sabe.

14. Así que Pablo se deja ver como esclavo del Supremo Señor, y en segundo lugar, como enviado del Señor Soberano.

15. Lo primero habla de sumisión, lo segundo de la autoridad.

B. Cosas centrales en la Misión de Pablo

1. Si era en Pablo debe ser también para nuestras vidas, porque somos esclavos del Señor.

2. Esto es la esencia del evangelio

a. Todo el mensaje del apóstol está fundamentado en la esperanza de la vida eterna.

b. Esta frase, la vida eterna, recorre las páginas de todo el Nuevo Testamento.

c. El Único eterno es Dios.

d. Así que el cristiano ofrece nada menos que la participación en la misma vida de Dios, que es eterno por eso “vida eterna”.

e. Es el ofrecimiento del poder de Dios a nuestra frustración, de la serenidad de Dios, de la bondad de Dios a nuestro fracaso moral, de la luz de Dios a nuestra “lobreguez” (sombra, tinieblas).

f. El evangelio no ofrece en primer lugar a las personas un credo intelectual o un código moral; les ofrece vida, “la vida del mismo Dios”.

3. Para entrar a esta vida es necesario la fe.

a. Pablo tiene que despertar la fe en las personas.

b. Para Pablo la fe siempre quiere decir una cosa: “Confianza absoluta en Dios”.

c. El primer paso de la vida cristiana es darnos cuenta de que no podemos hacer nada más que recibir. “Aleluya”.

d. En todas las esferas de la vida, no importa lo precioso que sea el ofrecimiento, sigue inoperante hasta que se recibe.

e. La primera obligación del obrero cristiano es persuadir a otros de que tienen que aceptar el ofrecimiento de Dios.

f. No podemos convencer a nadie de la verdad del Cristianismo. Lo único que podemos hacer es decirle: ¡”Pruébalo y verás”!.

4. También es la misión del apóstol el equipar a otras personas con conocimiento.

a. La evangelización y la educación en el Evangelio siempre tienen que ir de la mano.

b. La fe tiene que empezar por ser una respuesta del corazón, pero debe llegar a ser una posesión de la mente.

c. No se puede vivir permanentemente en la cresta de una ola de emoción.

d. La vida cristiana debe ser un diario amar a Cristo más y comprenderle mejor.

5. El resultado de la fe y el conocimiento debe ser una vida realmente religiosa.

a. La fe debe siempre desembocar en la vida y el conocimiento cristiano no es meramente intelectual sino saber vivir.

 

b. Una vida realmente religiosa es aquella que mantiene una relación real y constante con Dios, con uno mismo y con los demás.

c. Nuestras vidas cristianas deben poder asumir tanto los grandes momentos como las obligaciones cotidianas.

d. En una vida en la que Jesucristo vive en nosotros.

e. El obrero cristiano está obligado a ofrecer a las personas la vida de Dios.

f. Despertar la fe en sus corazones (de los que te oyen, tú enseñas, están a tu alrededor) y estimular el conocimiento en sus mentes; permitirles, en fin, “vivir de tal manera que otros vean el reflejo del Maestro en ti”.

6. La fe y el conocimiento exigen pureza de vida.

7. Es según la piedad esta verdad; esto significa que la fe cristiana y vivir en santidad ha de llevar a los hombres a la piedad práctica.

C. A su debido tiempo Dios dio a conocer este glorioso programa de vida eterna.

1. Dios había decidido en las eras pasadas.

2. Él no lo había revelado plenamente en los tiempos del Antiguo Testamento.

3. Los creyentes tenían entonces una idea muy nebulosa de la vida tras la muerte.

4. Pero la vaguedad (calidad de vago, indeterminación) desapareció con la venida del Salvador.

5. Las buenas nuevas fueron difundidas por Pablo y los otros apóstoles en cumplimiento del mandato de Dios, nuestro Salvador, esto es, en obediencia con la Gran Comisión. Detrás de todo el proceso de salvación está el amor eterno e inalterable de Dios y fue ese amor el que Jesús vino a revelar a la humanidad.

6. Dios es característicamente un Dios Salvador, cuyo deseo supremo no es condenar sino salvar.

7. Es el Padre que solo desea que sus hijos vuelvan al hogar para estrecharlos amorosamente contra su pecho.

8. Aquí habla del método de Dios:

a. Nos dice que Él envió su mensaje a su debido tiempo.

b. Esto quiere decir que toda la Historia fue la preparación para la vida de Jesús.

c. No se puede enseñar a una persona ninguna clase de conocimiento hasta que esté preparada para recibirlo.

d. En todo conocimiento humano hay que empezar por el principio; así tenía que estar preparada la humanidad para la venida de Jesús.

e. Toda la historia del Antiguo Testamento y toda búsqueda de los filósofos griegos eran preparativos para ese acontecimiento.

f. El Espíritu de Dios se estaba moviendo entre los judíos y todos los demás pueblos para que estuvieran preparados para recibir al Hijo de Dios cuando viniera.

g. Debemos ver toda la Historia como el método de Dios para educar la humanidad.

h. Así que toda ésta enseñanza que está clara en uno, Dios se tomó siglos para que la pudiéramos entender, porque de otra forma nunca la podríamos haber entendido.

9. Llegó, el Evangelio a este mundo cuando le era posible propagarse. Cinco elementos en la situación mundial que facilitaron su difusión:

a. Prácticamente todos sabían griego. No que hayan olvidado su idioma tradicional.

El griego había llegado a ser la lengua internacional. Era el lenguaje del comercio, de la diplomacia y de la cultura. Si uno iba a tomar parte en la vida y

en las actividades públicas tenía que saber griego. Muchos eran bilingües, y la primera etapa del Cristianismo fue extraordinariamente propia para su extensión porque los misioneros no tenían problemas de lenguaje que resolver.

b. Para todos los propósitos no habían fronteras. El Imperio Romano coincidía en extensión con el mundo conocido. Dondequiera que fuera un viajero, se encontraba dentro del imperio. Hasta hace muy poco, si uno quería recorrer Europa tenía que tener un pasaporte, y que detenerse en las fronteras… y podía ser difícil. En la primera etapa del cristianismo un misionero podía trasladarse sin dificultades de un extremo a otro del mundo conocido.

c. Viajar era relativamente fácil. Cierto era lento sobre todo si se compara con nuestros tiempos porque no había tal cosa, como vehículos mecánicos. Y la mayor parte de los viajes se tenían que hacer a pies o al paso de animales lentos de transporte o de carga. Pero los romanos habían construido una red extensa de carreteras de un país a otro y en general, habían limpiados los caminos de bandoleros como a los mares de piratas. Por lo menos, podemos decir que el viajar es más fácil que antes.

d. La primera etapa del Cristianismo fue una de las pocas en que el mundo estuvo considerablemente en paz. Si hubiera habido guerra rugiendo por toda Europa el progreso de la obra misionera se habría hecho imposible. Los viajeros se podían mover por el Imperio Romano con relativa seguridad.

e. El mundo estaba consciente de sus necesidades. Las viejas creencias se habían desmoronado. Se era cada vez más consciente “de la debilidad en las cosas esenciales”. Esperaban “una mañana que se les tendiera para levantarlos”. Buscaban “una paz, no de parte de César, sino de Dios”. Nunca hubo un tiempo en que los corazones estuvieran más abiertos a recibir el mensaje de Salvación que les llevaban los misioneros cristianos.

No fue por accidente que el Cristianismo llegara cuando llegó. Llegó en el buen tiempo de Dios; toda la historia había sido la preparación para él, y las circunstancias eran idóneas para que entrara la marea.

Clase #1 para lideres

Attachments