page title img

Clase #05 El carácter de los dirigentes cristianos II

Clase #05 El carácter de los dirigentes cristianos II

Print Friendly

Clase 5 El carácter de los dirigentes cristianos II

Clase de líderes

Iglesia Mega Zoé

Clases de Líderes

Pastora: Edelmira Cruz

Clase #5: El Carácter del Dirigente Cristiano II

D. Ser Hospedadores

1. En lo positivo, un obispo ha de ser hospedador.

2. Su hogar debería estar siempre abierta a extraños, a los que tienen problemas, y a los

oprimidos.

3. Debería ser el lugar de una feliz comunión cristiana, donde cada invitado es recibido

como si fuese el Señor mismo.

4. Estos es ser acogedor.

5. Esta cualidad en el Nuevo Testamento hace mucho hincapié.

6. Pablo exhortó a la Iglesia Romana a practicar la hospitalidad (Romanos 12:13)

7. Pedro dice: “Practicar la hospitalidad sin murmuraciones unos con otros”.

(1 Pedro 4:9)

8. El dirigente cristiano debe ser una persona con un corazón y una puerta abierta.

9. En la Iglesia Cristiana habían maestros y predicadores ambulantes que necesitaban Hospitalidad.

10. Era la mayor bendición el que los cristianos tuvieran hogares cristianos siempre abiertos en los que pudieran encontrarse con personas parecidos a ellos.

11. Hospitalario, que quiere decir literalmente, “amador de los extranjeros”.

12. En el tiempo antiguo siempre había gente que se estaba trasladando.

13. Las posadas eran sucias, caras e inmorales. Era esencial que el cristiano forastero

pudiera encontrar una puerta abierta en la comunidad cristiana.

14. En nuestro tiempo sigue siendo verdad que nadie necesita tanto la solidaridad cristiana como el que es extranjero en un lugar extraño para él.

E. Amante de lo bueno

1. Amante de la gente y de las buenas cosas.

2. Su manera de hablar, sus actividades y sus asociaciones deberían revelar que está separado de todo lo que es sospechoso, dudoso o malo.

3. Amador de las buenas acciones.

4. El pastor debe ser una persona que responda de corazón a la bondad que se pueda encontrar en cualquier persona, lugar o acción.

5. Segundo, viene un grupo de términos que nos hablan de las dualidades que debe tener el pastor cristiano para consigo mismo.

a. sobrio= prudente, moderado, sencillo.

b. Esto significa que es prudente, discreto y dueño de sí mismo.

c. Se deja ver por todo Tito 2:2, 5, 6, 12 donde tiene la idea de ser razonable, templado (calentar ligeramente, entibiado) y sobrio(moderado).

 

d. Sócrates la llama “la piedra fundamental de la virtud”.

e. Es el espíritu que rige el mal, no sólo el que puede ver, sino también cuando nadie lo ve.

f. El dominio total de las pasiones y deseos, a los que no permite más de lo que la ley y la recta razón admiten y aprueban.

g. El pastor debe ser una persona que controla sabiamente todos sus instintos.

F. Justo

1. En griego definían al justo como el que le da a Dios y a los hombres lo que

es debido.

2. El pastor cristiano debe ser tal que le da a Dios la reverencia, y a las

personas el respeto que le son debidos.

3. En sus tratos con otros, el anciano ha de ser justo.

G. Santo, Piadoso

1. Se utilizan aquellas estructuras que se ponen aparte para el servicio de Dios.

2. En relación con Dios, ha de ser santo.

3. Es la persona que respeta las decencias fundamentales de la vida.

4. Los que van más allá de ninguna ley hecha por los hombres.

5. Se caracteriza por una actitud en pos de Dios, hace aquello que le agrada a El.

H. Dueño de sí mismo

1. Con respecto a su propia persona, ha de ser dueño de sí mismo.

2. Gálatas 5:22-23- “El fruto del Espíritu es…dominio propio (templanza).

3. Significa que esta persona (tú) tiene cada pasión y apetito bajo control, para

obedecer a Cristo.

4. Aunque el poder para ello solo puede venir del Espíritu Santo, ha de haber

disciplina y cooperación de parte del creyente.

5. Debe ser controlado.

6. La palabra griega describe a la persona que ha alcanzado un dominio propio

completo.

7. El que ha de servir a otros debe antes de ser dueño de sí mismo.

(Nada de lujuria, lascivia, ganancia deshonesta, impetuoso, ira, contienda,

Envidia, deseos carnales, etc.)

H. Retenedor de la palabra fiel

1. Tal como ha sido enseñada.

2. El obispo ha de ser sanado en la fe.

3. Animar a los miembros de la iglesia.

 

4. La función del verdadero predicador o maestro cristiano no es sumir en la desesperación, sino elevar a la esperanza.

5. Ha de aferrarse tenazmente a las doctrinas espiritualmente saludables enseñadas por el Señor Jesús y por los apóstoles y que no han sido preservadas en el Nuevo Testamento.

6. Solo entonces podremos dar a los santos una equilibrada dieta de sana doctrina y silenciar a los que hablan en contra de la verdad.

7. Debe tener la capacidad para redargüir a los que se oponen a la fe.

8. Quiere decir reprender a una persona de tal manera que se ve obligado a admitir su error.

9. Reprender a otro con tan efectivo manejo de los brazos victoriosos de la verdad que la lleva, si no siempre a la confesión, al menos a la convicción de su pecado.

10. La reprensión cristiana quiere decir mucho más que lanzarle palabras airadas o condenatorias a otro.

11. Quiere decir hablarle de tal manera que comprende su error y acepta la verdad.

12. El obispo ha de ser sano en la fe.

13. Esos son los requisitos de las guías espirituales en la asamblea local.

14. Se debería observar que nada se dice de su capacidad física, grados académicos, posición social o agudeza en los negocios.

15. Un barrendero es jorobado, sencillo y sin cultura podría ser un anciano cualificado a causa de su desarrollo espiritual.

16. No es cierto lo que a veces se sugiere, que las mismas cualidades que hacen a alguien triunfar en los negocios le hacen también apto para guiar la iglesia.

17. Otro punto que se debería mencionar es que la imagen que se da de un anciano piadoso no es la de un hombre que contacta con oradores, que desembolsa fondos, contrata las reparaciones del edificio y eso es todo.

18. El verdadero anciano está profunda y vitalmente comprometido con la vida espiritual de la iglesia mediante su instrucción, exhortación, aliento, reprensión y corrección.