• Register
Estudio 286 - Somos Importantes para Dios, para Preservar las Vidas de los Hombres - Génesis 45:45
PDF
Print
E-mail

 

IGLESIA CRISTIANA MEGA ZOE                                                              ESTUDIO BÍBLICO #286- IGLESIA EN LAS CASAS    PASTORA EDITH CRUZ                                                                                        SEMANA DEL 18 @ 24 DE FEBRERO DE 2003

 

Tema: “Somos Importantes para Dios, para Preservar las Vidas de los Hombres” Génesis 45:45

 

Objetivo del estudio: Que todos sepan que ha habido y hay juicios de Dios sobre la tierra. Podemos ver hoy día que hay escasez de agua en la Isla y eso nos recuerda que tenemos que vivir con temor delante de Dios, sabiendo que es Él quien manda la lluvia y quien la detiene. Hageo 1: 9,10,11 Es Dios quien mueve, abre y cierra los Cielos y hace todo. Debemos saber que fuera de cualquier hombre está el control de la Tierra en las manos del Todopoderoso. Así sucede con todo lo que se mueve y fue creado por Él en esta Tierra incluyéndonos nosotros.

 

En Génesis 41:20-21 es cuando Dios le da la revelación a Faraón. Las vacas flacas no cambiaban de aspecto al  comerse las vacas gordas y así pasa con el malo que quiere robar la bendición, ya que es algo absurdo que lo malo quiera devorar lo bueno y le aproveche. Lo que es mal aunque se levante para agarrar lo bueno, nunca le aprovechará. Nunca lo bueno que hay en mi, lo malo podrá tomarlo para su provecho. Faraón – Dios se le revela, no porque era un hombre tremendo de Dios, sino, sencillamente porque por allí caminaba un José y Dios tenía planes de glorificarse en él. Dios sabia por qué iba a traer el juicio de una sequía. Ya mucho antes Dios le había dicho a Abraham que se iba a levantar un pueblo que estaría prisionero por 400 años en aquel país. Génesis 15: 13 Dios lo había dicho y ¿quién rompe con el plan de Dios? En medio del país de Faraón, José estaba metido en una cárcel, para preservar a una nación, para que hoy haya un Israel. Israel, un país pequeño, el cual la providencia de Dios siempre está con ellos. Otros países lo protegen y seguirán protegiéndole.  Pero más aún mis hermanos, Dios hizo un pacto con Israel (Levítico 26: 44) y hay un arcángel llamado Miguel (Daniel 12: 1) quien protege a Israel.

 

Pero Dios tenía preservado a José en la cárcel. Faraón tiene el sueño y buscan a José para que se lo interprete. Vemos así que con mucho empeño Dios cuida a Israel. José tenía 17 años cuando comenzó a verse en grandes peligros, era el consentido de Jacob su padre, era el que tenía revelaciones, comunión con Dios y decía lo que estaba mal en sus hermanos. Génesis 37: 2 Sabemos que cuando nos levantamos para hacer las cosas bien para Dios está lo que se llama envidia, y a los hermanos de José les dio envidia, pero nada, porque Dios sabía por qué. Mis hermanos, el pacto que Dios hace con nosotros, Él no lo rompe sino que somos nosotros quienes lo rompemos. ¿Te has examinado alguna vez y has visto lo cobarde que somos? Pero el detalle es que aún así Dios nos toma para preservar.  Y para lograr esto uno se encuentra en muchas ocasiones en situaciones fuertes y aún en cárceles. Observa que el problema no son las cárceles sino el no hacer la voluntad de Dios. A eso es lo que hay que temerle.

 

Jacob tuvo 12 hijos y entre ellos está José. Un José lleno de Dios, y sin guardar ningún resentimiento. Imagínate que tus hermanos te lleven a un sitio difícil y te hicieran mal como le hicieron sus hermanos a éste joven de Dios.  Humanamente hablando, lo que buscamos es vengarnos, ¿verdad? Pero Dios escoge a José para preservar a ese pueblo, porque en ese pueblo, en Abraham, Isaac y Jacob, así como el mismo José, se iba a levantar una nación en la que iba a nacer nuestro Salvador, el que nos iba a libertar y allí en Egipto era necesario comenzarla a desarrollar. Bienaventurados nosotros que no se nos ha hecho difícil como Iglesia, como pueblo de Dios. Y aún así a veces nos damos el lujo de decir que vamos a los cultos cuando queremos. Mis hermanos, la bendición del que preserva es para siempre. Dios vio que había un pueblo que preservar y por lo tanto escogió a José, pues Dios sabía que lo lograría, sabía que en él había mansedumbre, que era noble y honrado. Nadie puede preservar nada sino tiene espíritu noble, pero José, hombre capaz de perdonar, le dijo muy bien a sus hermanos lo que está en Génesis 45:5. Aquí están los once hermanos de José y se asustaron mucho, Benjamín no lo sabía, ni Jacob. Pero José lo que quería era que se olvidaran sus hermanos de lo que habían hecho y supieran que Dios lo había preservado para levantar a Israel.

 

En ocasiones vivimos con celos, odios, resentimientos, etc. Sin recordar que la providencia de Dios ha estado con nosotros.  Entonces, ¿por qué no hacemos como hizo José y libramos a los que lo necesitan y veamos todo el bien que Dios ha hecho con nosotros y dejamos de vivir con esa venganza destructora? En ningún momento al corazón de José nadie lo podía señalar porque su corazón era noble. ¡Qué cuadro cuando José habló con sus hermanos y se echó a llorar fuertemente! Y aún cuando habló con ellos por segunda vez lloró, y luego en la otra ocasión cuando se tiró encima de Benjamín y sus hermanos se asustaron. Hermano te pregunto, ¿ para qué tu vas a trabajar? ¿Lo harás para preservar a un pueblo que sufre? Lo menos que José podía padecer era de hambre porque lo tenía todo, pero había once hermanos y un Jacob que tenían hambre y necesidad. Solo los hombres y mujeres que tienen un corazón sano pueden preservar. De la única forma que podemos preservar es cuando hemos tenido situaciones difíciles y bien fuertes, teniendo corazones humildes y mansos. Cuando nosotros protegemos, le preservamos la vida a otros. Debemos saber que tenemos delante de nosotros muchas vidas para preservar. Génesis 47:12-13 José alimentaba a su padre, y así un hombre valiente sostuvo a un pueblo llamado Israel. El hambre era mucha, pero José tenia para dar. Se quedó José con todo Egipto, se hizo un hombre que cuidó a otros y le fue devuelto con muchos intereses. Bendito el Dios que nos llama que nunca nos dejará solos y busca a hombres y mujeres que tengan el deseo fuerte de poder preservar a los suyos, la iglesia y aún a aquellos que sin conocerles, nos esperan. AMEN.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Attachments:
FileDescriptionUploaderFile sizeDownloads
Download this file (#286Pred19ene03- Para Preservar las Vidas de los Hombres.pdf)#286Pred19ene03- Para Preservar las Vidas de los Hombres.pdf Administrator107 Kb98