page title img

Lección 6: Nehemías 6

Lección 6: Nehemías 6

Print Friendly

Nehemías 6 Lección 6

Iglesia Cristiana Mega Zoé

Estudio Bíblico Del Viejo Testamento

Libro: Nehemías

Lección 6: Nehemías 6

  1. Los temores para el enemigo.
  2. La obra ya estaba hecha, los muros restaurados, aunque las puertas no se habían puesto.
  3. Había una gran reunión para entrampar a Nehemías.
  4. Esto con mucha astucia.
  5. Estos dirigentes samaritanos, convencidos de que no podían vencer a Nehemías con amar, resolvieron ganar una ventaja sobre él por engaño, astucia para “conseguir lo que ellos querían”.
  6. Con esto en vista, bajo pretexto de terminar sus diferencias de una manera “amigable”, lo invitaron a una conferencia.
  7. En el campo, en una de las aldeas de Ono.
  8. Era territorio de Benjamín (Josué 9:17, 18:26).
  9. Nehemías conoce a sus enemigos: “Yo hago una gran obra y no puedo ir”.
  10. Sabía que algo tramaban, cuánto se cae en esto, qué triste, pero llega el momento; rechazó la invitación, aunque fue repetida cuatro veces.
  11. Les decía que su presencia era indispensable en tan “grande obra que estaba haciendo”.
  12. Era una envidia a la obra y al lugar en que Dios puso a Nehemías.
  13. Entonces pareciera que Nehemías estaba en rebelión.
  14. En una carta abierta, que lo sepan todo.
  15. Por quinta vez, una carta abierta en mano.
  16. En el oriente las cartas se cerraban en una bolsa o carteras.
  17. Pero para gente inferior o para personas tratadas con desprecio, las cartas se enviaban abiertas, es decir, no encerradas en bolsas.
  18. Sanbalat hizo como Judas, entregarlo con un beso, había rumores y era: vamos a reunirnos para acallar tal rumor de ti: Nehemías quería hacerse rey de Jerusalén.
  19. Nehemías era alguien bien educado, no era cualquiera; él sabía qué formalidad debía llevar una carta.
  20. Nehemías, estaba acostumbrado al ceremonial puntilloso (exigente, en lo que se hace, pone mucha atención y cuidado).
  21. La corte persa, era la potencia, enseguida notaría la falta de la formalidad usual y sabría que se hacía así por “falta de respeto”.
  22. Lo dicho en la carta fue igual de insolente (habla faltando el respeto, por arrogante y es alguien despectivo) = (desprecio, indiferencia).
  23. Del corazón de aquellos, de corazones malos, es que salía tal falsedad.
  24. Querían que se debilitaran las manos de ellos en la obra, eso era lo que quería el diablo.
  25. Nehemías con gran sabiduría clama a Dios: Ahora pues, oh Dios fortalece tú mis manos.
  26. En momentos difíciles, se debe clamar a Dios por nuestras vidas para no ser destruidos por el alma porque se es rodeado.
  27. Por tal razón: las fortalezas en que él estaba tan ocupado, tenían por objeto afianzar su posición en vista de la rebelión que se meditaba, pensaba.
  28. Grandes maquinaciones: Que él había ajustado profetas que incitaran al pueblo a entrar en un complot y apoyar su pretensión a ser un rey nativo y que, para poner fin a semejantes rumores, se le pedía encarecidamente ir a la tan deseada conferencia.
  29. Nehemías estaba firme en la convicción de su propia integridad y compenetrado en el propósito de esta habilidad.
  30. Nehemías le dice que no hay tales rumores; que la idea de una revuelta y contratación de demagogos (manipula los sentimientos de la gente, manipuladores) alquilados eran cuentos de la invención (invento) del mismo escritor de la carta y que él se negaba ahora, como antes, a dejar su obra.
  31. Casa de Semaías. Este hombre era hijo de un sacerdote, quien era amigo íntimo de Nehemías.
  32. El joven pretendía estar dotado del don de la profecía.
  33. Habiendo sido sobornado secretamente por Sanbalat en su pretendida capacidad de profeta, dijo a Nehemías que sus enemigos aquella noche habían de hacer un atentado contra su vida y le aconsejó al mismo tiempo que buscara salvamento escondiéndose en “el santuario”.
  34. El noble gobernador resolvió, con todo riesgo, quedarse en su pueblo y no traer descrédito sobre la causa de Dios y la religión por su indigna cobardía en dejar al templo y la ciudad indefensos.
  35. Si lo iban a atacar, que fuera a él, no se iba a esconder en el templo mientras destruían al pueblo.
  36. El que habla trata de infundir miedo para hacerte a ti cobarde, entonces ellos toman todo para pisotear la obra de Dios.
  37. Nehemías bajo aquellos temores, no permitió que la obra terminara, contrario con más fuerzas para cuidar al pueblo de las amenazas del enemigo.
  38. Que teman otros, los enemigos, no uno, se vean humillados y sepan que por “nuestro Dios había sido hecha esta obra”.
  39. Este complot y la secreta inteligencia entre el enemigo y los nobles de Judá, quienes estaban favorablemente dispuestos hacia el malvado samaritano a causa de sus relaciones judías (18), fueron frustrados por el ardiente coraje y la vigilancia de Nehemías y con la bendición de Dios, en cincuenta y dos días terminaron los muros.
  40. El ardor de hombres empleados en la obra de Dios.
  41. Los traidores iban y llevaban información sobre lo que Nehemías hacía y hablaba porque se unieron por ambición. Aunque se callasen en Jerusalén.

Attachments

Share it: