page title img

Lección 10: 1 Crónicas 17:1-5

Lección 10: 1 Crónicas 17:1-5

Print Friendly

1 Crónicas 17

Iglesia Cristiana Mega Zoe

Estudio Bíblico del Viejo Testamento

Libro: 1 Crónicas

Lección 10: 1 Crónicas 17:1-5

1. David quiere edificar casa para Dios.

2. Natán aprueba el propósito de David de edificar casa a Dios.

3. David descansa, tranquilo, en paz, sin que nadie turbase su reposo ni le acosase para salir al campo de batalla.

4. Hacía tiempo que disfrutaba de una calma como ésta.

5. Sentado en su casa, podía meditar en las cosas de Dios, en su Rey.

6. Estando tranquilo, meditó en edificar un templo para el honor de Dios.

7. Había levantado una casa para sí y una ciudad para sus siervos; ahora piensa en edificar morada para el Arca.

8. El palacio que se había edificado en Jerusalén, para lo cual Hiram había enviado hombres y materiales, había sido terminado.

9. Era algo magnífico en aquel tiempo, aunque fue hecho enteramente de madera.

10. El cedro era la madera más rara y costosa.

11. El piadoso David se afligía por la elegancia y el esplendor de su palacio, contrastados con el humilde tabernáculo provisional en que el Arca de Dios estaba colocada.

12. El Arca estaba en una tienda de campaña, para él era muy poco apropiado que él morara en un palacio.

13. Tal comparación lo retó para hacer el templo a Dios.

14. David no tiene contentamiento en su casa de cedro mientras el Arca no tenga mejor acomodo.

15. Natán dijo al rey: “Anda y haz todo lo que está en tu corazón”.

16. La piedad que revelaba este propósito hizo que el profeta diera su pronta aprobación y aliento a los planes regios.

17. Los profetas, cuando seguían los impulsos de sus propios sentimientos y formaban opiniones conjeturales, caían en frecuentes errores. (1 S 16:6; 2 R. 4:27)

18. David es hombre temeroso y le interesa que Dios le hable y por tal razón lo comunica a Natán.

19. Quería conocer la mente de Dios, aunque él tenía el deseo de hacerlo, pero conforme a lo que Dios quisiera.

20. Aunque era una buena obra, pero ya no era tan cierto que fuese la voluntad de Dios el que David hubiese de construirla.

21. Creo que Natán deseaba lo mismo al principio de la idea: “Anda y has todo lo que está en tu corazón…”

22. Era una cosa muy buena lo que David se proponía hacer. Natán le da ánimo para que llevase adelante su proyecto.

23. Era algo bueno, pues le da ánimo de su parte; no en el nombre de Dios.

24. Aconteció aquella noche que fue palabra de Jehová a Natán.

25. Dios al revelársele a Natán era quitarle de la cabeza la idea de la construcción del templo.

26. Una revelación del favor de Dios para con David por medio de un mensaje que le fue enviado mediante el profeta Natán.

27. Por la misma mano que lo había animado a llevar a cabo la idea.

28. No era humillación para Natán, era tan simple que ninguno todavía conocía la voluntad de Dios, solo había buena intención y “grandes planes”.

29. La voluntad de Dios se dio a conocer aquella misma noche.

30. Para que Natán no continuase por más tiempo en su equivocación y para que David no siguiera llenándose la cabeza con ideas que nunca había de llevar a la práctica.

31. (1 R 8:18) “Bien has hecho en tener tal deseo”, con todo no le permitió que lo llevase a la práctica. (2 S 7:1-9)

32. Algo así Dios quería que David entendiera; “¿Tú me has de edificar casa en que yo more? ¡No! Tú no me edificarás casa en que habite (1 Cr.17:40) tengo designado para ti otro trabajo, que ha de ser llevado a cabo primero.

33. David es hombre de guerra y debe continuar con sus conquistas para ensanchar las fronteras de Israel.

34. David es también un buen salmista y tiene que preparar salmos para el uso del templo cuando este haya sido edificado y fijar los turnos de los levitas.

35. Para edificar el templo será más apropiado el talento genial de su hijo (aún por nacer), y él dispondrá de mayor cantidad de dinero para los gastos de la obra; por consiguiente, a Salomón le será reservado llevar a cabo esa obra.

36. La edificación del templo iba a ser una obra de mucho tiempo y necesitaba la adecuada preparación; pero era algo de lo que jamás se había hablado hasta ahora.

37. Hasta ahora, le dice Dios a David, nunca había tenido casa edificada para Él (6); un tabernáculo había servido para ello y podía continuar sirviéndole por algún tiempo más.

Attachments

Share it: