page title img

Lección 06: 1 Crónicas 13

Lección 06: 1 Crónicas 13

Print Friendly

Iglesia Cristiana Mega Zoe

Estudio Bíblico del Antiguo Testamento

Libro: 1 Crónicas

Lección 6: 1 Crónicas 13

1. David trae el arca desde Quiriat-Jearim.

2. David ya había preparado lo que era el reino, el ejército y el pueblo.

3. Ahora se preocupa por lo que a él más le interesaba: las cosas sagradas.

4. La gratitud a Dios por la alta y espléndida dignidad a la cual había sido elevado en este periodo, naturalmente impartiría animación y nuevos impulsos a la piedad habitualmente ferviente de David.

5. Pero al mismo tiempo, estaba animado por otros motivos; entendía plenamente su posición como gobernante bajo la teocracia y al comenzar sus deberes, estaba resuelto a cumplir su misión como rey constitucional de Israel.

6. Por consiguiente, su primer acto como soberano tenía que ver con los intereses de la religión y siendo el Arca entonces el gran instrumento y ornamental de ella aprovechó la oportunidad de la presencia de los representantes de la nación para consultarles acerca de la conveniencia de establecerla en un lugar público más accesible.

7. La asamblea en la cual él habló de esto fue a capitanes y jefes.

8. Durante el reinado de Saúl, el Arca había sido dejada en completo descuido y el resultado fue que el pueblo, en gran medida, había sido negligente en cuanto a las ordenanzas del culto divino y estaban satisfechos con ofrecer sacrificios en Gabaón, sin pensar en el Arca, aunque era la parte principal y vital del tabernáculo.

9. El deber y las ventajas de este movimiento religioso sugerido por el rey eran evidentes y el propósito halló aprobación universal.

10. La ciudad está recién adquirida; por tal razón, David intenta traer el Arca por vez primera.

11. Debemos saber que, por el descuido de Saúl, el arca había estado en manos de los filisteos por siete meses y luego la devolvieron a Quiriat-Jearim, donde fue guardada en casa del levita Abinadad. (1 S.4-7)

12. En el pensamiento de David lo que lo llenaba era el Arca, así que quería que se hiciera su regreso a Israel.

13. El Arca era el lugar de honrar a Dios y mostrar respeto al Arca, era señal de Su presencia.

14. Si os parece bien y si es la voluntad de Jehová, nuestro Dios regresemos el arca a Israel. Claro que David podía entender que esta medida era aceptable a Dios.

15. Con esta entusiasta aprobación, entonces enviaremos a todas partes a llamar nuestros hermanos que están repartidos por cada lugar.

16. Había gran entusiasmo en David, él quería hacerlo conocer por todo el país, para que se realizara una asamblea general de la nación y que se hiciesen los preparativos necesarios para celebrar de manera digna la inauguración del augusto ceremonial.

17. Los sacerdotes y levitas “enviaremos”, da a entender una ejecución inmediata y sin duda, después de la publicación del edicto real se habría fijado una fecha próxima para la proyectada solemnidad, si no hubiese sido demorada por una invasión repentina de los filisteos. Estas fueron dos veces repetidas con grandes pérdidas (2 S.5:17) y por la toma de Jerusalén y la transferencia de la sede de gobierno a aquella ciudad.

18. Desde Sihor de Egipto, un pequeño arroyo que desemboca en el Mediterráneo, en la frontera sur de Palestina.

19. Cuando los bueyes tropezaron, Uza extendió su mano para sostener el arca y en ese momento el furor de Jehová se encendió contra Uza.

20. La ley prohibía a cualquiera que tocara el arca, aún los sacerdotes. (Núm. 4:15)

21. Cuando los coatitas llevaban el Arca. colocaban los palos sobre sus hombros, pero no tocaban el Arca misma. Era en los hombros de los levitas, no tirada por bueyes. (Núm. 3:29; Núm. 7:9)

22. A los filisteos no les era contado como mal porque ellos desconocían su forma de cargar; pero los sacerdotes de Israel sí lo sabían, por tal razón el castigo.

23. Los israelitas imitaron a los filisteos que quedaron impunes, pero los israelitas no quedarían impunes.

24. La gran asamblea quedó solitaria, triste y en gran tribulación.

25. El abuelo de Abinadad la había tenido por 70 años, ya le era común, aún con cuanta bendición tenía por el Arca. Ellos eran levitas, pero no sacerdotes.

26. Sólo el sacerdote podía tocar las cosas sagradas. (Núm. 4:15)

27. Esa irreverencia Dios la vio, esa cierta presunción le costó la vida a Uza.

28. Dios quería dejarle saber cómo había que hacer con las cosas santas. Si alguien debía saber cómo transportar el arca debía ser Uza, no había excusa por su actuación, por eso la muerte.

29. El dolor de David (1 Samuel 6:80) se llenó de ira y tuvo miedo.

30. Aquel lugar se llamó: Péres- Uza (quebrantamiento de Uza).

31. Por el exceso de cercanía se profana lo santo.

 

Attachments

Share it: