page title img

Lección 08: 1 Crónicas 15

Lección 08: 1 Crónicas 15

Print Friendly

1 Crónicas 15

Iglesia Cristiana Mega Zoe

Estudio Bíblico del Antiguo Testamento

Libro: 1 Crónicas

Lección 8: 1 Crónicas 15

1. David no se queda quieto, sigue preparando para traer el arca de casa de Obed-edom hasta su ciudad.

2. En los tres meses después de la tragedia de Péres-Uza (cap.13:14), una vez más David arregló un lugar para traer el Arca de Dios a la capital, Jerusalén.

3. Sin embargo, esta vez investigó diligentemente en la ley para actuar apropiadamente.

4. No tenía tiempo para edificarle un templo. Pero le levantó una tienda probablemente semejante al tabernáculo, conforme al modelo mostrado a Moisés en el monte.

5. David dijo: el Arca de Dios no debe ser traída sino por los levitas. Luego de estar esos tres meses, el propósito de trasladar el Arca a Jerusalén se renovó.

6. El tiempo y la reflexión habían conducido al descubrimiento de la causa de la dolorosa catástrofe que empañó la primera tentativa y a prepararse para la solemne procesión que ahora había de transportar el sagrado símbolo a su lugar de descanso.

7. David se cuidó de que la conducción fuese reglamentada en estricta conformidad con la ley. (Núm. 4:4; 15:7-9; 10:17)

8. Juntó David a todo Israel, fue muy importante que se hiciera una convocación general del pueblo, mucho de los cuales, debido a los desórdenes prolongados del reino, no habían tenido la oportunidad de saber algo del Arca, la cual había quedado tan largo tiempo en la obscuridad y el abandono.

9. Juntó también David a los hijos de Aarón y a los levitas. Los hijos de Aarón eran los dos sacerdotes: Sadoc Y Abiatar, cabezas de las dos casas sacerdotales.

10. Los levitas eran los jefes de la casa de su padre (vers.12); cuatro de ellos pertenecían a los coatitas sobre cuyos hombros el Arca había de ser llevada.

11. “Santificaos”, fue el mandato para el oficio que iban a hacer, nada iba a ser ahora a la ligera. El santificarse era el purificarse para estar en condiciones de transportar el arca conforme a la Ley. En la abstinencia más estricta, como también en la limpieza, tanto de la persona como del vestido.

12. David dijo a los principales de los Levitas que constituyesen de sus hermanos, cantores con instrumentos. Estos eminentes levitas fueron ordenados para preparar los músicos y cantores que bajo ellos estaban, para la solemne procesión.

13. Los participantes fueron clasificados en tres coros o bandas y los nombres de los dirigentes principales se mencionan en los vers. 17, 18,21 con los instrumentos usados por cada uno.

14. Quenanía, él dirigía las bandas en cuanto al tiempo propio cuando cada uno debía entrar o cambiar de nota; o como traducen algunos: “él conducía el estribillo, porque era experto”. Como era la costumbre que era necesario observar en la conducción de las cosas sagradas.

15. Beraquía y Elcana eran porteros que marchaban en frente del Arca, mientras que Obed-edom y Jehías venían tras el Arca.

16. David, los ancianos y capitanes iban ayudando. El propósito de David al ordenar a todos los ministros principales y oficiales tomar parte en esta obra solemne y al dar tanta pompa y ceremonia imponente a la procesión, fue evidentemente el de inspirar la mente popular con una profunda veneración por el Arca y el de dar especialmente a los jóvenes sanas impresiones de la religión, que quedaran en sus mentes en hacer honor al Dios de Israel.

17. Ayudando Dios a los Levitas que llevaban el Arca.

18. Parece que los levitas emprendieron su tarea con temor y temblor; y hablando que podrían avanzar sin indicaciones de la vía divina tal como lo había experimentado Uza (cap. 13:10), ofrecieron un buey y una oveja engordada inmediatamente después de emprender la marcha (2 S. 6:13.), y siete novillos y siete carneros, un sacrificio perfecto, al fin de la procesión.

19. Ropa de lino: “vestido de lino fino”. Una prenda de vestir o capa llevada sobre la ropa, cubriendo la espalda y el pecho.

20. David danzaba, el pueblo tenía gritos de regocijos.

21. Mical le reprocha a David y burla: “¡Cuán honrado ha quedado hoy el rey de Israel!” Mical dejó ver su rencor, hija de Saúl, el menosprecio por el Arca, el desprecio hacia David como rey, llena de rencor y odio.

22. Tan orgullosa y apasionada que no midió consecuencia de lo que le podía pasar. Para siempre quedó echada a un lado. Quedó quebrantada ella, no David con su danza delante de Dios.

 

 

Attachments

Share it: