page title img

Lección 09 : 1 Crónicas 16:1-6

Lección 09 : 1 Crónicas 16:1-6

Print Friendly

1 Crónicas 16

Iglesia Cristiana Mega Zoé

Estudio Bíblico del Antiguo Testamento

Libro: 1 Crónicas

Lección 9: 1 Crónicas 16:1-6

1. Tan pronto como el Arca fue colocada en la tienda, comenzaron a ofrecerse sacrificios.

2. Los holocaustos eran la expresión más elevada de adoración ceremonial. (Lv. 1)

3. Las víctimas se consumían totalmente por las llamas y ascendía en el humo sólo para agradar a Dios.

4. Las otras ofrendas presentadas en esta ocasión fueron sacrificios de paz. Estas eran las únicas ofrendas levíticas en las que cada uno tenía una parte.

5. Las grasas y los riñones se ofrecían al Señor sobre el altar, una porción de lo que quedaba era para los sacerdotes y el resto se daba al ofrendante para que lo compartiera con su familia y amigos delante del Señor. (Levítico 3)

6. El sacrifico de paz habla de comunión con el Señor y de compartir las buenas cosas que vienen de Él.

7. Los holocaustos y los sacrificios de paz eran imprescindibles en los festivales y ocasiones solemnes y no cabe duda que éste era un día festivo para todo Israel.

8. Cada uno recibió una torta de pan, una pieza de carne y una torta de pasas antes de partir para sus casas. (vers. 3)

9. En este capítulo, se concluye el establecimiento del culto público a Jehová durante el reinado de David.

10. El día que el Arca fue asentada en la tienda que David un día había levantado para ella, fue un día verdaderamente glorioso.

11. El Arca había estado en la oscuridad de una aldea, en la campiña (campo grande y llano) ahora era trasladada a un lugar público, a la ciudad capital del reino.

12. Había sido descuidada y hasta despreciada; ahora se le rendía la debida veneración y se consultaba a Dios por medio de ella.

13. Ahora no era para una familia, sería para un país entero, para que no faltara la voz de Dios, el perdón de sus pecados y para la paz de Israel.

14. Ahora estaban los sacerdotes, los músicos y todo lo que necesita un pueblo para poder ser aliviado de tanto pesar sin Dios.

15. No había todavía más que una tienda de campaña, una habitación muy modesta. Con todo, este era el tabernáculo de que David habla en los Salmos con tanto afecto.

16. David lo que pudo levantar fue una modesta tienda de campaña, pero se portó mucho mejor que Salomón, a pesar de que éste le edificó un magnífico templo, pues después le volvió la espalda.

17. Puso delante del Arca de Jehová ministros de los Levitas.

18. Entonces, David tomó medidas para asegurar que las acciones de gracias y el regocijo delante del Señor continuaran “todos los días” y no se reservaran sólo para ocasiones especiales.

19. Tan pronto como el Arca estuvo colocada en su tienda, los levitas que habían de oficiar en coros delante de ella, “empezaron sus deberes”.

20. Un número selecto de músicos fue elegido para este servicio, de la lista (15; 19-21), de los que habían tomado parte prominente en la reciente profesión.

21. Ahora que David está satisfecho por tener el arca acomodada y próxima a él, se preocupa:

a. De que a Dios sea dada por ello la gloria.

b. Por medio de los sacrificios: holocaustos, en adoración de sus perfecciones y ofrenda de paz en reconocimiento de Sus favores.

c. Por medio de cánticos; encargo a los levitas que hicieran constar por escrito la historia de este acontecimiento, mediante un cántico para beneficio de otros.

22. De que el pueblo disfrute del regocijo consiguiente. Lo van a pasar muy bien a causa de la solemnidad de este día, pues él les va a dar, no sólo un regalo como rey, sino también “una bendición en el nombre de Jehová” (2) como padre y como profeta.

23. La profesión de cada ministro; David hace los arreglos para que se pudiera observar en los deberes de ellos, ya que el Arca nuevamente estaba en lugar fijo; Asaf, con sus asociados, formaba el primero o principal grupo tocando címbalo; Zacarías y sus colegas con quienes estaba asociado Jehiel y Obed-edom, formaban el segundo grupo, usando arpas e instrumentos similares.

24. El deber indicado a éstos fue el de tocar trompetas a intervalos fijos delante del Arca en el tabernáculo.

25. Los levitas fueron designados para que recordasen, confesasen y alabasen a Jehová, Dios de Israel, con sus instrumentos y voces.

26. Que no falte, porque si esto falta es que a Dios no se le da alabanza, no hay temor, no se le confiesa, hay entonces muerte.

27. Salmo de agradecimiento de David para Dios. Este salmo lo escribió David por inspiración de Dios.

28. David lo entregó a los jefes de los cantores. Entre otros preparativos la porta real había compuesto un himno para tan grande ocasión. Sin duda, había estado antes en las manos de Asaf y sus colegas, pero ahora públicamente se les entrega al entrar por primera vez en el cumplimiento de sus sagrados deberes. Para que fuese cantado con ocasión de la entrada del Arca en la tienda preparada para ella.

29. El salmo ocupa la mayor parte de este capítulo y parece que fue compilado de otros salmos de David, anteriormente conocidos por los israelitas, pues todo él se halla con pequeñas variaciones, en los Salmos 96; 105:1-15; 106:47-48; 136:1 (compilar=reunir en una misma obra, extracto de diferentes libros o documentos sobre un mismo tema)

30. Sin embargo, en la forma en que lo da el sagrado historiador, parece haber sido el primer salmo destinado al uso en los servicios del tabernáculo.

31. Como abunda en las más vivas formas de alabanza a Dios por la revelación de su carácter glorioso y la manifestación de sus obras maravillosas y contiene muchas alusiones concretas al origen, privilegios y destino especial del pueblo escogido, era admirablemente adaptado para animar la devoción y evocar la gratitud de la multitud reunida.

32. David comienza con: “Alabad a Jehová” y concluye con “Bendito sea Jehová”.

33. Así que los levitas fueron designados para que recordasen, confesasen y alabasen a Jehová, Dios de Israel, con sus instrumentos y voces.

34. El culto a Dios no ha de ser obra solamente de un día solemne o de un día de triunfo, sino que debe ser obra de cada día. David lo sabía muy bien en su vida personal; y por tal razón, se preocupaba de que hubiese continuidad en el culto.

35. En Jerusalén, donde estaba el Arca, fueron designados Asaf y sus compañeros para que ministrasen de continuo delante del Arca. Allí no se ofrecían sacrificios ni se quemaba incienso, puesto que los altares no estaban allí, pero las oraciones de David eran como el incienso y el alzar de sus manos como la ofrenda de la tarde. (Sal. 141:2) (portero=persona que se dedica a la vigilancia, al cuidado y mantenimiento, guardián).

36. David sabía que tenía a Dios frente a él mismo. Por tal razón, la alabanza para David era parte de su propia vida, aunque era el rey, nunca dejó de ser un siervo del que lo había puesto como rey.

37. Así de temprano ocupó el culto espiritual, el lugar ceremonial. No por eso había de omitirse el culto ceremonial al ser de institución divina; por eso, estaban en Gabaón los altares donde los sacerdotes ministraban, pues su oficio era sacrificar y quemar incienso, lo cual hacían continuamente, mañana y tarde conforme a la ley de Moisés (39-40) (ceremonial= conjunto de reglas y formalidades).

38. Describe el nombramiento de los músicos “sagrados” y sus respectivas obligaciones.

39. Obed-edom y sus hermanos, los que guardaban la puerta, el tabernáculo. Mientras que los oficiales ya nombrados bajo la superintendencia de Abiatar,

fueron elegidos para oficiar en Jerusalén, a donde el Arca había sido llevada. Sadoc y los sacerdotes a él subordinados estaban estacionados en Gabaón para atender el servicio sagrado ante el antiguo tabernáculo que todavía estaba allí. Continuamente, a todo tiempo, a mañana y tarde como la Ley mandaba, (Éxodo 29:38; Núm. 28:3) conforme a lo que estaba escrito en la Ley.

40. De modo, que, en el tiempo de David, el culto se celebraba en dos lugares, donde las cosas sagradas transmitidas desde la edad de Moisés eran conservadas.

41. Ante el Arca en Jerusalén, Asaf y sus hermanos oficiaban como cantores; Obed-edom y Asa servían de porteros. Benaías y demás tocaban trompetas.

42. Mientras en el tabernáculo se ofrecían holocaustos en Gabaón. Todos estaban en sus lugares para levantar culto a Dios. En sus casas tenían bendición.

Notas importantes:

a. Gabaón – situada a trece kilómetros al noroeste de Jerusalén.

b. Moraban los gabaonitas que viajaron a Gilgal y engañaron a Josué (Jo. 9:3-27) para que hiciera un pacto con ellos como siervos de Israel (23), corte de leña, agua para la casa de Dios.

c. (1 S 21:1-9; 22:9-19) David vino a Nob. El tabernáculo permaneció en Gabaón por un tiempo, después que se trasladó de Nob, hasta que fue completado el templo de Salomón.

Attachments

Share it: