page title img

Lección 4: Esdras 4

Lección 4: Esdras 4

Print Friendly

esdras-4-leccion-4

Iglesia Cristiana Mega Zoe

Estudios Bíblicos del Viejo Testamento

Libro: Esdras

Lección 4: Esdras 4

  1. La edificación del templo es estorbada. Surgió la oposición, los samaritanos, enemigos de los judíos y de su religión se empeñaron en obstruir la obra.
  2. Los repatriados son llamados los hijos del destierro. Los nacidos en cautividad, recién unidos del exilio, donde la mayoría de ellos había nacido.
  3. Aunque ya no eran cautivos, estaban aún bajo el control de aquellos en cuyo poder habían estado durante tanto tiempo.
  4. Israel era el hijo primogénito de Dios, pero por sus iniquidades, se habían vendido y esclavizado, convirtiéndose así en hijos de la cautividad.
  5. Se trataba de los samaritanos, mestizos por tener su origen en extranjeros procedentes de Asiria.
  6. Los que se oponían a la obra son llamados aquí enemigos de Judá y de Benjamín; no eran los caldeos ni los persas, sino los que habían quedado de las diez tribus del norte y los extranjeros que se habían unidos con ellos, practicaban la híbrida (distinta naturaleza) religión que vemos en 2 Reyes 17:33 “Temían a Jehová y honraban a sus dioses”.
  7. Son también llamados el pueblo de la tierra (Esdras 4:4). Era un golpe fatal para su superstición y decidieron oponerse a ellos.
  8. Se ofrecieron primero a cooperar con ellos en la obra de la construcción para tener así la oportunidad de retardar la construcción bajo capa (apariencia que se usa para encubrir algo) de apresurarla.
  9. Su oferta parecía, a primera vista, plausible y estupenda. “Edificaremos con vosotros porque como vosotros buscamos a vuestro Dios”.

  1. Era falso porque aunque buscaban al mismo Dios, no lo buscaban a Él solo ni lo buscaban de la forma que Él había ordenado.
  2. Pero los jefes de las casas paternas de Israel se dieron cuenta pronto de que no venían con buenas intenciones, a pesar de sus buenas palabras, sino que lo que realmente intentaban era estorbar la construcción por lo que les respondieron claramente.
  3. No nos conviene edificar con vosotros casa a nuestro Dios. No podemos tener comunión con vosotros; nosotros solos la edificaremos a Jehová Dios de Israel.
  4. Cuando les fracasó este primer plan hicieron cuanto pudieron para distraerles de la obra y desanimar al pueblo.
  5. Si los dos pueblos hubieran trabajado juntos, habrían resultado relaciones estrechas y matrimonios mixtos y el resultado puede que hubiera sido una recaída de los judíos en idolatría.
  6. El autor sagrado traza ahora una síntesis histórica de la oposición que los repatriados encontraron para edificar el templo durante más de medio siglo. (Reinado de Ciro, Cambises, Darío 1, Jerjes 1- “El Asuero de la Biblia” y Artajerjes)
  7. El versículo 24 vuelve al reinado de Darío 1 para continuar la narración. Se cree que Cambises, no quería a los judíos, que detuvo la obra. A Artajerjes le escribieron los samaritanos para que se detenga la obra.
  8. Asnapar, rey de Asiria. Todos los procedentes de las distintas colonias en que se habían establecido desde la deportación llevada a cabo por Asurbanipal (Asnapar).
  9. Esdras extrajo de los anales de los reyes de Persia una copia de la carta que los conspiradores escribieron a Artajerjes. En ella se presentan como muy leales al gobierno y preocupados por el honor y los intereses del reino.
  10. “Siendo que nos mantienen (Esdras 4:14) del palacio”. No pueden vivir sin ese mantenimiento, “No nos es justo ver el menosprecio del rey, pues tu reino peligra si esa ciudad es reedificada”.
  11. Presentan a los judíos como desleales y peligrosos para el gobierno, y llaman a Jerusalén, ciudad rebelde y mala, así como perjudicial a los reyes y a las provincias.

  1. Lejos estaba de haber levantado los muros (Nehemías 1:3), ni lo habían intentado, lo único que habían hecho era comenzar a poner los cimientos del templo, la orden de Ciro. Una carta llena de malicia y de astucia.
  2. Si Jerusalén es reedificada, no solo los judíos serían los que no pagarían tributo, impuestos y rentas, sino que todas las comarcas se sacudirían del yugo de Persia.
  3. Se dejan vencer por las falsedades y envió una orden para la obra. El poder de sus enemigos: su violencia. ¡Gran fiesta!

Attachments

Share it: