page title img

Lección 8: Esdras 8

Lección 8: Esdras 8

Print Friendly

esdras-8-leccion-8

Iglesia Cristiana Mega Zoe

Estudios Bíblicos del Viejo Testamento

Libro: Esdras

Lección 8: Esdras 8

  1. Estos o este capítulo da más detalles del viaje de Esdras a Jerusalén. Se cree que la caravana fuera de 6,000 a 7,000 entre niños, hombres y mujeres.
  2. Esdras buscó voluntarios para que subiesen con él a Jerusalén. Ahora van a levantar culto, el templo está ya edificado, pues hay que hacer el culto correspondiente.
  3. Algunos se ofrecen voluntariamente a marchar. Para algunos mencionados aquí, era un honor que sus nombres se registraran en la Biblia.
  4. Sorprendente que, entre los expedicionarios, no hallase Esdras ningún levita. No encontró levitas, es decir, los levitas ordinarios.
  5. A pesar de todos los impuestos para personas ocupadas en el servicio del templo, ninguno de los de la tribu levítica fueron persuadidos a tomar parte en el establecimiento de Jerusalén.
  6. Con gran dificultad Esdras persuadió a acompañarle a algunas de la familia sacerdotal. Algunos pueden pensar, que pudo deberse a su repugnancia a salir del país por ser su condición muy inferior a la de los sacerdotes.
  7. Esdras tenía suficiente dinero para el servicio del templo, pero le faltaban hombres. Envió once hombres a Casifia donde pareciera que había una colonia de levitas y servidores del templo.
  8. Persia le permitía que los hebreos durante su destierro retuvieran su gobierno eclesiástico por sus propios jefes como también que disfrutaran del privilegio del culto libre.
  9. La influencia de Iddo consiguió ministros y los trajo al campamento en Shava.

  1. Como Esdras creía con el corazón, también confesaba con la boca y, por eso, no quiso pedir al rey escolta que le protegiese, para que no pensase el rey que Dios no tenía poder para protegerles o que Esdras dudaba de ese poder.
  2. Ellos habían expresado delante del rey su confianza en la protección de Dios, buscaron el rostro de Dios en oración y ayuno.
  3. Había peligros de las caravanas de parte de los árabes beduinos que infestaban el desierto, eran en tiempos antiguos tan grandes como lo son ahora. En oración y ayuno se encomendaron al Guardador de Israel.
  4. Dios los escuchó y le fue propicio. “Su fe fue premiada con el goce de una perfecta seguridad durante todo el camino.”
  5. El cuidado de Esdras trajo consigo el tesoro que pertenecía al santuario de Dios. La custodia de las contribuciones y de los vasos sagrados fue, durante el viaje, encargada a doce de los sacerdotes principales, quienes, con la ayuda de diez de sus hermanos, habían de vigilarlos estrictamente en el camino y entregarlos en la casa de Jehová en Jerusalén.
  6. Se cree que fue cuatro meses de camino, cuidados y favorecidos por Dios. Los primeros tres días después de su llegada a Jerusalén, los dedicaron, al descanso.
  7. Al cuarto día, fueron dedicados los tesoros, pesados y entregados a la custodia de los sacerdotes oficiantes del templo.
  8. El peligro del viaje los llevó a la oración, para santificar nuestra venida con bien, con alabanza y gratitud.
  9. Se sintieron movidos a ofrecer abundantes víctimas para holocaustos, cosa que no podían hacer en Babilonia.
  10. Los desterrados regresados ofrecieron holocaustos, los levitas prestaron toda la ayuda que podían para cumplir el trabajo adicional que había ocasionado la llegada de tantos adoradores nuevos. ¡Qué hermoso!

Attachments

Share it: